¿Sabes Cuál Es La Temperatura Normal de Un Perro?

¿Te parece que tu perro siempre está calentito? ¿Te ha preguntado cuál es la temperatura normal de un perro? Los dueños de mascotas perrunas tenemos dudas sobre este tema, sobre todo porque muchas veces nos parece que nuestro perro siempre está caliente y nos preguntamos si esto es normal. 

En principio podemos decir que si, la temperatura normal de un perro es uno o dos grados más alta que la temperatura de un humano, pero, ¿Hasta qué punto sigue siendo normal? ¿Y si es cachorro?...

Si te estás haciendo todo tipo de preguntas sobre la temperatura normal de un perro, entonces no te puedes perder este artículo donde te contaremos todo lo que necesitas saber.

La temperatura corporal es un indicador muy importante sobre la salud y el bienestar de tu mascota, por eso lo mejor es estar informado acerca de este tema.

Termometro

¿Porque Varía la Temperatura Corporal de Un Perro?

La temperatura corporal puede variar por muchas razones, en general, notamos un aumento de temperatura cuando un perro es sometido a actividad física intensa o a condiciones climáticas adversas como excesivo calor o humedad; también cuando está sufriendo alguna infección o inflamación.​

Pero un aumento de la temperatura no es el único problema, también puede darse el caso de un perro con baja temperatura corporal debido a estado de shock o hipotermia causa por un ambiente muy frío o un cambio de temperatura muy brusco.

En términos generales, debemos prestar mucha atención a la temperatura en los perros sobre todo porque sus mecanismos para regularla no son tan eficientes como los nuestros, y debemos asistirles para que las variaciones de su temperatura corporal no los perjudique.

Los perros regulan su temperatura a través de dos elementos: el jadeo y transpirando a través de las almohadillas de sus patas.

Los perros, no son capaces de sudar en todo el cuerpo como nosotros los humanos, solo transpiran a través de las almohadillas de sus patas, por eso marcan sus huellas en el suelo cuando tienen calor; pero el mecanismo de regulación más importante es el jadeo.

La sangre caliente se bombea hacia su lengua y por medio de la humedad causada por el babeo, transfieren el calor de su cuerpo al ambiente.

Como ves, estos mecanismos parecen un poco insuficientes para manejar la temperatura de todo un cuerpo, por lo que debemos tener más cuidado y asistir más rápidamente a un perro con fiebre.

¿Cómo se Puede Medir la Temperatura de Un Perro?

En otro artículo hemos hablado de la fiebre en perros y te hemos dado 5 formas prácticas para saber si tu perro tiene fiebre, pero de todos modos, te recordamos que la temperatura en un perro solo se puede medir con un termómetro, de preferencia rectal, diseñado para este fin.​

Al menos que poseas un consultorio veterinario con todo el equipamiento, es poco probable que tengas a la mano un dispositivo como este para saber la temperatura exacta de tu perro, por lo que debes acudir a otras técnicas en casa y finalmente acudir a un veterinario si el problema persiste.

Perro Anciano

Si sospechas que la temperatura de tu perro no es normal, comienza por buscar señales visibles de que tu perro tiene fiebre. Por ejemplo ojos rojos, letargo, tristeza, pérdida de apetito.

También puedes buscar otros síntomas de enfermedades que pueda estar causando el aumento de temperatura; por ejemplo las infecciones normalmente vienen acompañadas de secreciones y los virus causan vómito y diarrea

Si aun notas a tu perro normal, solo un poco caliente, puedes revisar sus encías; si están secas, calientes o más rojas de lo normal, probablemente tenga fiebre.

Finalmente, algunas partes del cuerpo de un perro como las axilas, las orejas y patas, son más propensas a calentarse e incluso inflamarse durante un proceso febril, por lo que puedes examinar estas zonas a ver si notas alguna diferencia.

Antes de examinar a tu perro, toma en cuenta que tus manos son un punto de referencia; si están muy frías entonces tu perro te parecerá muy caliente, pero si están muy calientes no notarás la diferencia entre tu y tu perro. Asegúrate que tus manos estén a una temperatura media.

Entonces, ¿Cuál es la Temperatura Normal de Un Perro?

La respuesta corta a esta interrogante: ¿Cuál es la temperatura normal de un perro? es de 38.5 a 39 °C, pero la verdad es que puede variar según la edad o condiciones de tu mascota y aquí te explicaremos por qué. 

En primer lugar, los cachorros tienen una temperatura normal más baja que los perros jóvenes, adultos o ancianos; la temperatura de un cachorro recién nacido puede variar entre 34,4°C y 36.1°C, por lo que naturalmente al tocar un cachorro lo sentirás un poco frío (ya que tu temperatura debe andar entre 36 y 37°C si eres un ser humano sano).

Al mes de edad, los cachorros ya han alcanzado una temperatura de 37.7°C, lo cual se asemeja bastante a tu temperatura, y poco a poco irán aumentando hasta alcanzar los 38.5°C de un perro joven.

Otro factor importante que influye en la temperatura normal en perros, especialmente en perras, es la etapa de su ciclo reproductivo.

De 12 a 18 horas antes del parto, puedes notar que tu perra preñada está un poco fría ya que su temperatura puede alcanzar hasta 37°C, y esto se mantendrá por varios días posteriores al parto, posiblemente para que los cachorros no sientan a su madre demasiado caliente y puedan estar a gusto mientras amamantan, y cumplen su primera etapa de recién nacidos, en la cual dependen mucho del contacto con su madre.  

Perra con Cachorros Recien Nacidos

¿Que Se Considera Temperatura Muy Alta?

Si tu perro adulto en condiciones de ambiente normales, tiene un temperatura por encima de 39°C y hasta 40°C, necesita atención inmediata. Llévale al veterinario para una evaluación antes que su fiebre continúe subiendo. 

Recuerda que sus mecanismos para gestionar este aumento de temperatura son poco eficientes y probablemente seguirá aumentando si no le ayudas pronto. De 40.5 °C en adelante, es mejor bajar la fiebre en casa antes de trasladar a tu perro.

Puedes usar paños de agua fresca, un baño tibio o suministrar muchos líquidos para controlar un poco la fiebre. En el caso de los cachorros, una temperatura mayor a 38-39°C debe ser señal de alerta, ya que lo normal debe andar en menos de 37.5°C, en especial si son recién nacidos.

De igual forma, una perra recién parida que esté muy caliente puede estar siendo víctima de una infección relacionada con el parto.

¿Qué Se Considera Temperatura Muy Baja?

Las temperaturas bajas son especialmente peligrosas en cachorros, ya que estos son más propensos a sufrir hipotermia debido a su poco pelaje y que están aún débiles.

Una idea útil es comparar la temperatura de la madre con la temperatura de los perritos, si notas mucha diferencia es mejor hacerlos evaluar con un veterinario.

De cualquier forma, es buena idea mantener a los cachorros en un lugar cálido y acogedor, donde puedan estar bajo el cuidado de su madre. Sobre todo protegerlos de la humedad y el frío.

¿Qué Debo Hacer si la Temperatura de Mi Perro Se Sale de Lo Normal?

Ya sea que tu perro está más caliente o más frío de lo normal, lo más recomendable es acudir a un médico veterinario lo más pronto posible, ya que las variaciones de temperatura, y en especial la fiebre, pueden tener múltiples causas y te será difícil diagnosticar y tratar a tu perro por tus propios medios.

Los cambios de temperatura no son una enfermedad en sí misma, son síntoma de que algo está ocurriendo en el organismo de tu perro y puede ser de cuidado.

Si la temperatura de tu perro es demasiado alta o demasiado baja, es buena idea tratar de regularizar un poco antes de trasladar a tu perro al veterinario, ya que podría ser peligroso sacarle en estas condiciones. Si puedes contar con la asistencia de un veterinario en casa, es lo ideal en estas circunstancias.

Medicos Veterinario

Conclusión

Hemos hablado sobre todo lo referente a la temperatura normal de un perro. En conclusión, es importante saber que los mecanismos para regular la temperatura en perros son poco eficientes, y que debes ayudarlos aunque te parezca que su temperatura sólo aumentó un poco.

Es fundamental observar el comportamiento de tu perro así como otros síntomas que acompañen a la fiebre, ya que determinar la temperatura exacta de tu perro es prácticamente imposible si no cuentas con un termómetro diseñado para este fin.

No dejes de consultar con un especialista ante los cambios de temperatura en tu perro, ya que este podrá diagnosticar y tratar la causa principal en caso de que sea necesario.

Evita exponer a tu perro a condiciones climáticas muy severas como frío extremo o calor y humedad excesivos, también evita el ejercicio demasiado intenso y así estarás previniendo cambios bruscos de temperatura que puedan afectar a tu mejor amigo.

Leave a Reply 0 comments

Leave a Reply: