Como Hacer Vomitar A Un Perro En Caso De Emergencia

¿Has visto a tu perro ingerir algo que no debe? ¿No sabes como reaccionar? En ocasiones, el dueño de un perro debe estar preparado para hacerle vomitar en caso de emergencia; pero también es importante saber cuándo no debes hacerlo, puesto que tomar una mala decisión en cuanto a esto, puede ser letal para tu mascota.

Hemos querido hacer este artículo para los dueños de mascota que deseen aprender cómo actuar cuando el perro ingiere algo indebido.

Te diremos cuándo debes hacerlo vomitar y cuando puede ser peligroso, también algunas técnicas caseras para lograr el objetivo y cuando debes ir al veterinario ¡No dejes de leer! Aquí te enseñamos todo sobre cómo hacer vomitar a un perro en caso de emergencia.

Perro Enfermo

¿Como Saber Cuando Debo Hacer Que Mi Perro Vomite?

Los perros son muy traviesos y en ocasiones les gusta tragar cualquier tipo de cosas. Desde la comida de su amo hasta pedazos de muebles, juguetes, plantas, e inclusive sustancias peligrosas (nada apetitosas) como detergentes y productos de limpieza.

Para hacer vomitar a un perro, primero debes estar absolutamente seguro de que ingirió algo indebido y luego, que es adecuado deshacerse de esta sustancia por medio del vómito.

Lo más usual, es que el perro ingiera cantidades de comida tóxica para él como el chocolate, uvas, ajo, cebolla, cafeína, alcohol, aguacate, medicamentos para humanos, carnes procesadas y leche de vaca.

El caso típico de la mascota traviesa que ha logrado hacerse con la caja de bombones y es encontrado cuando ha terminado de comerlos todos, o del perro al que han dado alcohol a espaldas de su amo para divertirse.

En estos casos, es buena idea hacer a tu perro vomitar para evitar que las sustancias tóxicas ingresen a su torrente sanguíneo, pero existen otros casos de los que te hablaremos más adelante, en los que no es seguro hacer vomitar a un perro.

Sólo debes hacer vomitar a tu perro si estás completamente seguro de que, lo que ha ingerido, es comida tóxica en exceso u otro tipo de sustancia segura para vomitar. Ahora te contaremos los casos en los cuales no se recomienda hacerle vomitar.

Perro Por Tomar Cerveza

¿Cuando Es Peligroso Hacer Vomitar A Un Perro?

En muchos casos, es peligroso hacer vomitar a un perro ya que puedes hacerle más daño de esta forma. Aquí te daremos una breve exposición de los casos comunes en los que el perro ha ingerido algo indebido, pero no debes atenderlo por tus propios medios:

Si tu perro se tragó un cuerpo sólido extraño: como por ejemplo una pelota, tornillos, trozos de plásticos, maderas o telas. El problema con este tipo de accidentes, es que al tratar de vomitar, el cuerpo podría quedarse atascado en la tráquea de tu perro y asfixiarlo. También si es un objeto punzante o cortante, podría desgarrar partes del interior del cuerpo de tu mascota, lo cual sería bastante difícil de detectar, curar y/o controlar.

Tu perro ha ingerido algo corrosivo: El paso de esta sustancia por su garganta ya tuvo que haber sido bastante incómodo, ya que este tipo de químicos queman los tejidos a su paso. Si le haces vomitar, entonces estarás quemando nuevamente el camino por el que pasó la sustancia corrosiva. En estos casos, existen alternativas al vómito de las que te hablaremos más adelante. Las sustancias corrosivas de uso común en el hogar incluyen lejía y ácidos para desmanchar o destapar cañerías.

Hace más de 2 hora que tu perro ha comido algo indebido: En este caso, simplemente es demasiado tarde para hacerle vomitar. Probablemente ya ha digerido lo que consumió y hacerle vomitar sería en vano.

Tu perro ya muestra signos de intoxicación: Si notas a tu perro muy mareado, débil, inconsciente o inclusive ya ha vomitado por sí mismo, entonces no debes inducir vómito; más bien llévale a emergencias veterinarias inmediatamente para que sea tratado adecuadamente.

Perro Intoxicado

¿Como Hacer Vomitar A Mi Perro Con Agua Oxigenada?

Una vez hayas determinado que inducir el vómito en tu perro es seguro, puedes hacerlo utilizando agua oxigenada de la que tenemos en el botiquín de primeros auxilios. Mezcla agua oxigenada con agua normal en partes iguales, y administralo por vía oral usando una jeringa sin aguja.

Debes usar 1 ml de agua oxigenada por kilogramo de peso de tu perro. Por ejemplo, si tu perro pesa 10 Kg, toma 10 ml de agua oxigenada y diluye en 10 ml de agua normal.

Otra forma es suministrar de 5 a 10 mililitros de agua oxigenada directamente por vía oral, utilizando una jeringa,  si el vómito no se produce en 15 minutos, repetir el procedimiento.

Es importante saber que no debes abusar del agua oxigenada ya que podrías dañar la mucosa gástrica de tu mascota, si notas que tu perro no vomita en el segundo intento, no sigas, es mejor llevarlo al veterinario.   

¿Cómo Hacer Vomitar A Mi Perro Con Sal?

Este es el método más utilizado para hacer vomitar a un perro, inclusive en centros de salud. Diluye de 1 a 3 cucharadas de sal en un vaso con agua, luego llena un jeringa (sin aguja) y vacíala rápidamente en la boca de tu perro.

La idea es que la solución salga a presión hacia la garganta de tu perro para provocar el vómito. Puedes repetir el procedimiento cada 15 minutos, al menos que notes malestar y salivación excesiva en tu mascota, lo cual indica que está por vomitar.

Jeringa Sin Punta

Alternativas Para No Hacerle Vomitar

¿Qué hacer cuando el perro no vomita a pesar de que le hemos inducido? ¿Qué hacer si tragó algo que no es seguro para vomitar? En estos casos existen otras herramientas que nos puede ayudar para que nuestro perro no absorba el tóxico que ha ingerido:

Carbón Activado de Uso Veterinario: Esta sustancia absorbe y neutraliza los efectos de sustancias tóxicas en el estómago del perro. Debes suministrar de 2 a 7 gramos por kilogramo de peso del perro, pero es importante que consultes la dosis con un médico veterinario, ya que podrías excederte y causar daños graves al organismo de tu perro.  

Laxantes de Uso Veterinario: Este medicamento acelera el proceso digestivo, evitando así que se absorba parte del tóxico que se ha consumido. En este caso se ofrece un gramo por cada kilogramo de peso del perro. Recuerda que básicamente estas causándole diarrea, por lo que cuidar la hidratación de tu mascota es importante.  

Enema: Estarás induciendo las evacuaciones en tu perro inyectando una solución jabonosa a través del ano. En este caso, lo mejor es que el procedimiento sea realizado por un médico veterinario.

¿Qué Hacer Después Que Ha Vomitado?

En primer lugar comunícate con el veterinario para explicar lo que ha pasado. Si la sustancia que ha ingerido es verdaderamente peligrosa o la cantidad fue muy exagerada, puede recomendarte que le suministres carbón activo para que absorba en el estómago, los posibles restos de la sustancia ingerida.

Es muy importante consultar con el veterinario antes de realizar este procedimiento, primero para asegurarte que es de verdad necesario y favorable para tu perro y segundo, para conocer la dosis y el procedimiento adecuado para tu mascota, en función de su tamaño, peso, comportamiento y sobre todo lo que ha ingerido.

De todos modos, te hemos contado sobre la dosis que usualmente se suministra, pero insistimos, ¡no dejes de llamar al médico!, solo un especialista sabrá a ciencia cierta qué es lo mejor para tu mascota.

Después que ha pasado el momento de la crisis, lo más recomendable es llevarlo al veterinario para asegurarse que el peligro ha pasado.

Aunque hayas visto a tu perro vomitar y expulsar la sustancia, no puedes estar completamente seguro de que el perro está fuera de peligro, ya que dependiendo de la sustancia y el tiempo que tardó en vomitar, pudo haber digerido algo, puede estar levemente intoxicado o puede haber efectos secundarios más adelante.

El veterinario puede indicarle un antídoto de ser necesario y también otro tipo de tratamiento para los efectos colaterales del vómito, como lo pueden ser la deshidratación, irritación del esófago y vías respiratorias, falta de apetito, etc.

Veterinario

Conclusión

Cuando has pillado a tu perro comiendo grandes cantidades de sustancias tóxicas, probablemente debas inducir el vómito para sacar todo eso de su estómago; pero, debes verificar primero que al vomitar, la sustancia o cuerpo, no vaya a causar más daños a tu perro como por ejemplo asfixia, desgarros y quemaduras internas.

Una vez has determinado que hacerle vomitar es seguro, puedes utilizar agua oxigenad,a o una solución de agua y sal, como te hemos indicado anteriormente. Si no es seguro inducir el vómito, entonces puedes utilizar carbón activo de uso veterinario para absorber la sustancia, o enemas y laxantes para acelerar el proceso digestivo.

En todos los casos, lo mejor es acudir al veterinario, el cual podrá determinar el camino a seguir para la pronta recuperación de tu mascota.

Leave a Reply 0 comments

Leave a Reply: